21 de noviembre de 2017

Reseña: Alevosías – Ana Rossetti

¡Hola, bookdiseos! Hoy os escribe Sur con la intención de traeros una nueva reseña después de varias semanas de ausencia impuesta por cuestiones académicas.

Hoy hablamos de narrativa breve y, más concretamente, de relatos eróticos. A decir verdad, el subgénero de la literatura erótica siempre me ha llamado la atención, aunque no suela consumirlo tanto como otros. Todo empezó hace bastantes años de la mano de Almudena Grandes y su novela Las edades de Lulú. Este libro me sorprendió bastante y me dio a conocer un tipo de literatura que nunca había explorado de manera más seria. Así, comencé a bucear en los famosos premios de La Sonrisa Vertical.

Como ya sabéis, además, soy bastante aficionada a leer a los autores de mi provincia y como poetisa ya conocía y admiraba a Rossetti. De este modo, decidí hacerme con el libro en la versión reeditada de la editorial independiente Ya lo dijo Casimiro Parker.

Alevosías, como ya sugerí, obtuvo el Premio La Sonrisa Vertical de literatura erótica en 1991. En este libro se recogen 8 cuentos o relatos en los que la sexualidad, el deseo y todos los sentimientos que se desprenden de las grandes pasiones son el punto de partida. El lector es testigo, a veces incómodo, de una serie de situaciones que van desde el descubrimiento inocente de la sexualidad hasta la experimentación de un erotismo mucho más adulto e, incluso, culpable.

La pluma de la poetisa se deja notar en el estilo de la narración. La descripción detallada de los escenarios y cuerpos no solo rozan, sino que, en ocasiones, sobrepasan el lirismo. Los símbolos, metáforas y metonimias en lo referente a los órganos sexuales son casi constantes, con numerosas alusiones a conceptos o elementos religiosos. Los olores, fluidos y perfumes pueden casi palparse en la sinestesia de la prosa de Rossetti.

En lo referente al contenido, encuentro que muchos de ellos se quedan en lo meramente descriptivo o anecdótico, mientras que otros muestran bastante más complejidad no solo de la trama, sino también de los personajes.  

La fantasía está presente en algunos de estos relatos en los que lo que parece no siempre es. Este elemento fantástico se introduce a través de ensoñaciones o de personajes folklóricos misterios que conducen a los protagonistas a situaciones deseadas que se convierten en pesadilla.

Por lo general no existe ningún hilo conductor más allá del de la temática, sin embargo, hacia el final de libro encontramos 3 cuentos interrelacionados que comparten protagonista, Txomín. A través de estos, la sureña autora nos introduce en el mundo de las infidelidades.

Un punto interesante de este libro es el uso del narrador que desconoce lo que ocurre ocasionando una suerte de ironía dramática por parte de lector que observa, con cierta ternura, la inocencia del protagonista.

En general, la propuesta de Ana Rossetti me parece adecuada y, sobre todo, arriesgada. Y os preguntaréis por qué. Fácil. Debemos recordar que en los años 90 cuando esta obra fue publicada, la literatura erótica escrita por mujeres se pretendía dulce y pasiva. Rossetti se subleva con esta obra y a través de su poesía y muestra una mujer activa, decidida, provocadora y sin miedo a mezclar lo sacro y lo profano en su literatura. Su valentía puede verse en poemas como este, que os dejo como broche final de la reseña:

«Cibeles ante la ofrenda anual de tulipanes»

Desprendida su funda, el capullo,
tulipán sonrosado, apretado turbante,
enfureció mi sangre con brusca primavera.
Inoculado el sensual delirio,
lubrica mi saliva tu pedúnculo;
el tersísimo tallo que mi mano entroniza.
Alta flor tuya erguida en los oscuros parques;
Oh, lacérame tú, vulnerada derríbame
con la boca repleta de tu húmeda seda.
Como anillo se cierran en tu redor mis pechos,
los junto, te me incrustas, mis labios se entreabren
y una gota aparece en tu cúspide malva.





No hay comentarios:

Publicar un comentario