12 de julio de 2017

5 libros de Norte para el verano. 2.ª parte

¡Hola, bookdiseos! ¿Recordáis nuestra entrada de cinco libros para el verano? Si os soy sincero, me supo a poco, así que he decidido ampliarla con otros cinco libros. La idea es la misma que la de la otra entrada, libros u obras que sirvan para momentos especiales del verano (fiestas, piscina, playa, arena, hamaca, calor…). En esta ocasión encontraréis más poesía, porque es un género breve que se adapta perfectamente a nuestro ritmo veraniego. ¿Listos? Let’s go!

5. Antología de poesía erótica griega, recogida y traducida por J. Luis Calvo Martínez

Esta antología es un lujazo tremendo. Costando menos de veinte euros, tienes a tu disposición un conjunto enorme de poemas (¡en bilingüe!) que van desde el principio de la literatura occidental con la épica griega, hasta las vanguardias helenísticas (sí, como lo lees) de antes de la conquista romana. Estos poemas expresan amor físico y espiritual hetero y homoeróticos, fruto de una sociedad donde el culto a la sensualidad es la esencia de su poesía. Ideal para leerlo en las noches de verano.

4. La nausée (La náusea) de Jean Paul Sartre

La nausea es un relato maravilloso sobre el propósito de la existencia del ser humano. Sartre, compañero de la gran Simone de Beauvoir, nos acerca a la vida de un hombre cuyo mundo se hunde y deshace, a medida que él desmonta su propia realidad. Esta novela es una genialidad que combina lo mejor de la narrativa y lo mejor de la filosofía. Ideal para las esperas (en atascos, en salas de espera, en terminales…).

3. Ariel de Sylvia Plath

Sin duda, una de mis poetisas favoritas, esta autora es capaz de helarte el corazón, lo que no viene nada mal para este calor. Además, su poesía es muy musical y sensorial, lo que le añade encanto. Ella pertenece a una corriente poética llamada Confessional Poetry o poesía confesional, un grupo de poetas norteamericanos que consideraron la poesía como un medio de expiación de sus traumas y tribulaciones. Ideal para llevártela a la arena o a la piscina.

2. Une saison en enfer (Una temporada en el infierno) de Rimbaud

En Alianza Editorial existe una edición de estos turbadores poemas en bilingüe. Estos poemas inauguran una estética que no pasó desapercibida en el Simbolismo francés. Rimbaud, el joven que encandiló a Verlaine y a generaciones de poetas, agotó su talento poético a los diecinueve años, después de haber escrito las mejores poesías de la lengua francesa. Su vida fue absolutamente increíble, ¿conocéis poetas que después fueran traficantes de armas? Para el calor asfixiante, una visita al infierno rimbaudiano.

1. El corazón helado de Almudena Grandes

Para los amantes de los libros mastodónticos, esta novela de Almudena Grandes es la lectura definitiva. Recuerdo que la misma Grandes me escribió al firmarme el libro que deseaba que me helara el corazón, y lo hizo. Esta historia que combina tramas que abarcan el mundo contemporáneo y la etapa de la Guerra Civil española, comprende unos sentimientos muy profundos de pertenencia y lazos familiares. Quizás odiéis al protagonista contemporáneo, pero Grandes, con la dulzura que la caracteriza, no deja de mostrarnos que todos, absolutamente todos, tenemos flaquezas. Este libro es ideal para esas tardes en las que parece que nuestro sol no quiere abandonarnos y lo único que nos apetece es tumbarnos a leer.

Hasta aquí esta nueva lista, chicos. Espero que os haya gustado y os haya dado ideas para nuevas lecturas, ya que el verano no ha hecho más que comenzar. Eso sí, puede que caiga una tercera edición de lecturas veraniegas. Hasta entonces, ¡disfrutad de la lectura!

4 comentarios:

  1. ¡Holaa! Excelentes recomendaciones, me las apunto todas y me voy con muchas ganas de leer a Sartre, espero que no pase mucho tiempo para hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchísimas gracias por tu comentario. Espero que leas pronto a Sartre, no te defraudará.

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    No conozco ningún libro de los que has mencionado, la verdad. Si me permites hacerte una recomendación te aconsejaría poner las portadas de los libros para que a la gente le suenen o puedan identificarlos mejor :)

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Precisamente estábamos trabajando en las imágenes cuando has puesto el comentario. Nos gusta hacer nuestras propias fotos y, en este caso, los libros estaban algo inaccesibles, así que nos ha llevado tiempo subir las fotos. ¡Muchas gracias por leernos!
      ¡Nos leemos!

      Eliminar