28 de junio de 2017

Literatura para disfrutar con orgullo


Queridos bookdiseos, hoy es 28 de junio, y esta sería una fecha como otra cualquiera si no hubiera estado marcada, en 1969, por los disturbios de Stonewall. Estos disturbios, en el barrio de Greenwich Village en Nueva York, fueron el germen de las manifestaciones que hoy se conocen como Orgullo. Stonewall Inn fue un bar de la mafia, muy frecuentado por la escena LGBT neoyorquina. Sin embargo, las leyes de la ciudad prohibían la homosexualidad y cualquiera de sus manifestaciones, lo que llevó a numerosas redadas de la policía en bares y otras zonas. Los disturbios fueron la respuesta a estas políticas que se venían llevando desde los 50. Heterosexuales, homosexuales, bisexuales y transexuales se echaron a la calle para pedir que, de una vez, se dejara de criminalizar a seres humanos por su sexualidad.

Pero primero nos gustaría hacer una distinción clave. ¿Qué es un libro LGBT y un libro queer? Fácil, es un libro cuya temática gire en torno a la experiencia LGBT o queer. Sin embargo, esto no quiere decir que cualquier obra en la que el personaje protagonista o varios personajes principales sean homosexuales sea una obra LGBT o queer. Para nada. Un thriller con un personaje gay no es un ejemplo de literatura LGBT, es un ejemplo de un thriller. Si esto no fuera así, ¿dónde está la normalización? La literatura LGBT trata aquellos aspectos relacionados con la identidad homosexual, bisexual o transexual, siendo esta la temática principal. Por ello, la literatura LGBT suele estar compuesta de novelas de crecimiento o memorias. La literatura queer, por su parte, trata la identidad no solo a nivel de sexualidad, sino también a nivel de género, de forma que se cuestiona el binarismo de los géneros masculino y femenino, proponiendo otras vías. Esta literatura trata el fenómeno transgénero, y suele estar combinada con la temática LGBT, aunque no siempre.

Pues bien, aclarados estos conceptos y para celebrar este día, os traemos diez obras y autores que son clave para comprender que en nuestra cultura las identidades sexuales siempre se han representado, y con mucho orgullo. ¡Empezamos!

10.- Safo de Lesbos

La grande entre los grandes, la poetisa griega Safo. Sin ella no es posible comprender la cultura lésbica, puesto que de ella parte su nombre (además, el término sáfica fue utilizado durante mucho tiempo). Su poesía es sutil y vigorosa, plagada de sensualidad y domesticidad. En la poesía de Safo, el lugar para el amor entre mujeres es el terreno del gineceo (zona de la casa exclusivamente de mujeres). Además, ella fue sacerdotisa y maestra de un círculo de doncellas, a las que instruía en las artes liberales y en el arte de amar. Toda una explosión de sensualidad y sexualidad. Grecia, capital occidental de la poesía erótica, en estado puro, chicos.

9.- Sonnets de William Shakespeare

Sí, como leéis. Shakespeare supuso una decepción para la crítica más reaccionaria cuando se interpretaron sus sonetos, y se destapó que estaban dedicados, en un número muy importante, a un hombre. Se excusaron entonces con el hecho de que aquel hombre era su patrón, pero es evidente que las connotaciones sexuales de muchos poemas despejan la incógnita. Sus sonetos muestran una realidad bisexual, en la que Shakespeare mantiene relaciones sexuales con su patrón y con una posible prostituta de raza negra, todo un escándalo para el Renacimiento inglés.

8.- The Well of Loneliness (El pozo de la soledad) de Radclyffe Hall

Novela atrevidísima, que causó un revuelo enorme en la Inglaterra de 1928, puesto que fue la primera en tratar abiertamente una relación lésbica. No en vano le causó numerosos problemas a la señora Hall. En ella, las clases sociales y la sexualidad se enfrentan, al igual que cuestiones de la identidad lésbica, presentando una temática en parte queer en parte LGBT.

7.- Dancer from the Dance (El bailarín del baile) de Andrew Holleran

Esta novela, narrada con un estilo y gusto exquisitos, nos aproxima a la vida de Anthony Malone y Andrew Sutherland. El primero es un brillante abogado que abandona la vida perfecta de acuerdo con los estándares estadounidenses para sumergirse de lleno en la escena gay de Nueva York y Fire Island (lugar vacacional gay de gran popularidad). Sutherland es un drag queen drogadicto y fabuloso, toda una celebridad de las discotecas gay neoyorquinas. Por frívola que parezca la trama, el mensaje es una profunda reflexión acerca de la brevedad de la vida y el disfrute de los placeres físicos como un medio de liberación intelectual. Una joya del grupo de escritores The Violet Quill.

 6.- A Boy’s Own Story (Historia de un chico) de Edmund White

Esta historia es, quizás, uno de los Bildungroman más famosos de la literatura gay. En esta novela, el protagonista narra su evolución desde niño hasta la adolescencia, mientras descubre su identidad y la naturaleza del deseo homosexual. Es comparable a El palomo cojo de Eduardo Mendicutti, que aparece más adelante.

5.- Giovanni’s Room (La habitación de Giovanni) de James Baldwin

Baldwin es considerado como uno de los grandes novelistas contemporáneos estadounidenses, y no es para menos. En esta joya, listada como una de las mejores novelas LGBT de todos los tiempos, un chico llamado David conoce, en París, a Giovanni, ejemplo de masculinidad italiana. Sin embargo, el hecho de que David esté prometido con Hella (cuyo nombre recuerda a la palabra infierno en inglés y se corresponde con el nombre de la diosa nórdica de la muerte), complicará la situación. Esta novela trata una temática tan importante como es el desarraigo y la expatriación americanos, en auge desde la época de la Generación Perdida.

4.- The Normal Heart (Un corazón normal) de Larry Kramer

The Normal Heart fue la cumbre del teatro americano del SIDA. Este teatro cumplió la función de promover el activismo para prevenir la escalada del SIDA en América, que en algo menos de una década se llevó por delante a miles de personas, sin que el gobierno hiciera nada al respecto. Finalmente, tras ejercer presión y por la muerte de algunas figuras culturales por dicha enfermedad, el gobierno empezó a actuar y a ofrecer asistencia médica ante la pandemia. The Normal Heart se centra en los años de 1980 a 1985, época de gran virulencia. Podéis encontrar la película basada en la obra, escrita por el mismo Larry Kramer y protagonizada por Mark Ruffalo y Matt Bomer, con la aparición de otros actores como Jim Parsons.

3.- Orlando de Virginia Woolf

Este clásico ni siquiera sabía que estaba siendo la primera gran novela queer cuando se publicó. En ella, Woolf nos acerca a la vida de un noble inglés que, tras gozar de todos los privilegios que su sexo y posición le proporcionan, se transforma de la noche a la mañana en mujer. La transformación no le deja más remedio que aprender a vivir como mujer, mientras aún razona cuál es su verdadera identidad. Novela compleja, típica de Woolf, pero que no deja de ser un clásico de literatura feminista y bello ejemplo de novela queer.

2.- Los novios búlgaros de Eduardo Mendicutti

Por fin un español, y de los buenos, además. Mendicutti tiene un estilo inconfundiblemente andaluz, que consiste en contar tragedias mientras te hace reír. Esta novela nos acerca a la vida de un hombre homosexual rico de Madrid y sus relaciones con un prostituto búlgaro. Absolutamente desternillante, esta novela cuenta las crudezas de la prostitución y desciende al fondo de la ternura y la conmiseración humanas. Cuando la leí, no sabía cuándo dejar de reír y empezar a llorar, y viceversa.

1.- The City and the Pillar (La ciudad y el pilar de sal) de Gore Vidal

Su editor le dijo que nunca le perdonarían esta novela, y no se equivocó. Cuando se publicó en los 50, fue un completo best seller y escándalo público en la sociedad estadounidense. Vidal fue el primero en destapar la subcultura gay estadounidense y los sitios donde se concentraba. Además, la aparición de figuras famosas bajo seudónimo llevó a la caza de brujas entre las estrellas del cine y la cultura estadounidenses. Pero, sin lugar a dudas, lo que más me gusta de esta novela es su manera de coger uno de los grandes textos americanos, Moby Dick, y adaptar su historia para uno de los grandes textos de la literatura gay.

Hasta aquí la lista, chicos. Evidentemente, nos dejamos miles de obras y autores en el tintero (Christopher Isherwood, Djuna Barnes, E. M. Forster, Propercio, Petronio, André Gide, Marcel Proust…), pero es que si no nos pasamos el día entero recomendando libros y autores. Ya sabéis, si os ha gustado, dejad un comentario, y si no, también.

10 comentarios:

  1. Hola chicos!!! Me ha encantado su blog y con respecto a la entrada me llevo algunos títulos para buscarlos y leerlos sin duda me gusta leer historias LGBT y el último que leí que fe hace unas semanas y que me encanto fue La canción de Aquiles, me quedo por su blog. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por leernos. Te agradecemos mucho que nos valores positivamente y tomamos nota de tu sugerencia.
      Un saludo ��

      Eliminar
  2. Toma ya! Vaya entrada más interesante que habéis hecho...me ha encantado descubrir un montón de títulos totalmente desconocidos para mí. El de "Orlando" le tenía echado el ojo desde hace tiempo, pero con tanta variedad que habéis traído es complicado decidirse ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por leernos y valorarnos tan positivamente! Orlando es una maravilla de novela, una de las favoritas de Norte. También Los novios búlgaros es muy buena, un poco fuerte a veces, pero sincera como pocas.
      Elijas lo que elijas leer, esperamos que lo disfrutes mucho. ¡Nos leemos!

      Eliminar
  3. Hola!
    Buenas recomendaciones, principalmente porque son títulos de los que nunca había escuchado hablar, por lo que siempre viene bien para descubrir nuevas cosas y joyas escondidas :)
    Yo te recomiendo "El corazón de la bestia", "El arte de ser normal" y "Yo, Simon, Homo Sapiens".
    Gracias por la reseña, un saludo!
    The Best Read Yet blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y por tus recomendaciones. Nos las apuntamos. ¡Nos leemos!

      Eliminar
  4. Madre mía, ¡¡Menuda lista!! Y la mayoría ni me suenan, que es lo que más disfruto cuando me recomiendan libros, descubrirlos. Me apunto un par de títulos para ver si doy con ellos y darles una oportunidad :) "Orlando" y "the normal heart" me han picado el gusanillo.
    Y fabulosa entrada, muy cuidada.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y por tu valoración tan positiva. Esperamos que leas alguno y disfrutes tanto como hemos disfrutado nosotros al leerlos. ¡Un saludo!

      Eliminar
  5. Hola! me gustaría leer Orlando de Virginia Woolf. Muy interesante la entrada, ya que no conocía muchos títulos ;)

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Orlando es genial, no te decepcionará. ¡Nos leemos!

      Eliminar