12 de abril de 2017

Reseña: Paseando con hombres - Ann Beatie

¡Hola, bookdiseos! Hace un par de días moríamos de emoción en nuestras redes sociales ante el envío de libros que nos había hecho Gatopardo ediciones. También hace un par de días publicamos una breve guía para juzgar un libro por su cubierta. Hoy os traemos la primera reseña de los libros gatopardianos.

Me tocó Paseando con hombres de Ann Beattie. La verdad es que el título me parece muy sugerente y me recuerda a ese tipo de libros como On the Road que tanto me gusta. Bueno, hablemos antes del contenido que del continente. El libro nos acerca a la vida de Jane Costner, una joven periodista que se busca la vida en Nueva York cuando conoce a Neil. Este profesor universitario, mucho mayor que ella, se transforma en el centro de la narración. Neil cumple con el estereotipo del don Juan. Su habilidad principal es la de encantar serpientes.

A partir de entonces, Jane entabla una relación con Neil llena de altibajos que le hará entender el lenguaje propio de la sociedad masculina y dará consejos para sobrevivir en la ciudad que nunca duerme. Ya en un plano personal, creo que el libro no me ha convencido plenamente. Me recuerda mucho a Jack Kerouac, a La campana de cristal de Sylvia Plath, a J. D. Salinger, a Sex in the City (Sexo en Nueva York) y tiene un toque genuinamente Fitzgerald en su parecido con El gran Gatsby. Aun así, creo que la autora no llega a darle esa brillantez que lo convierta en un libro excelente. La trama no llega realmente a concretarse y la autora no gestiona bien los tiempos narrativos. Sin embargo, pese a su narración algo torpe, deja ver a una muy buena narradora de relatos breves. Y eso sí, la traducción de Catalina Martínez (¡recordad siempre a los traductores!) capta a la perfección el estilo que la autora pretende alcanzar.

Ahora paso a hablar del exterior. Voy a ser muy franco. Cuando vi el precio en la página de Gatopardo ediciones, me dije: «Ya verás que es como otras editoriales (no diré cuáles) que te clavan no sé cuántos euros por una porquería de edición». La verdad es que agradezco haberme equivocado. La edición gatopardiana viene con una cubierta en papel de plástico resistente con solapas. En la solapa de la delantera viene la acostumbrada biografía de la autora y en la trasera otros títulos publicados. El material de la cubierta no es de los que se dobla por los cantos y empieza como a despellejarse de la primera capa de forro. A continuación, el lomo está encolado y cosido (¿qué dijimos de los mejores lomos? ¡Exacto!) y los márgenes son perfectos, al igual que el interlineado y el tamaño de letra. Y ahora viene lo mejor, el papel.

El papel marfileño de esta edición destaca por ser de un grosor y calidad muy buenos, de ese tipo de papel que te llevas un rato acariciando y apretando porque notas la firmeza de la hoja. Además, no parece haber sufrido mucho tratamiento porque no le salen manchas de colores extraños ni le surgen marcas de suciedad en la parte del lomo interior donde colocas los dedos para pasar página o aguantar el libro. Otro detalle que me encanta de mi edición es que se nota el corte del papel tras pasarlo por la guillotina. Se ve que el corte es limpio pero que el grosor del papel ha hecho que quede un lomo texturizado.

En resumen, el libro merece mucho la pena por su buen balance calidad/precio y también es una lectura muy buena para aquellas personas que busquen un libro entretenido que leerse en una sentada. Si además te gustan las historias de aire indie, este libro te encantará. Por último, me gustaría agradecer la confianza que Gatopardo ediciones ha depositado en nosotros. También agradezco la muy buena calidad de sus ediciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario