13 de marzo de 2017

Reseña: Fangirl - Rainbow Rowell

Para una amante de la novela juvenil que se ha leído toda saga existente, descubrir a Rainbow Rowell fue como un amor a primera vista. Esta autora estadounidense ha sido elogiada en los últimos años por saber acercar la literatura a los jóvenes de manera desenfadada, plasmando la crudeza de ciertas situaciones de manera sutil pero determinada. 

Es por eso que hoy quiero presentaros la primera novela que leí de esta autora y que consiguió conquistarme: Fangirl. Está novela tiene 480 páginas, está originalmente escrita en inglés y la descubrí mientras cursaba mi año de Erasmus en Inglaterra donde, a pesar del precio de los libros, las ofertas tipo 3x2 de Waterstones seguían vaciando mi bolsillo y llenando mi estantería. 

Para todos aquellos que aún no me conocen soy Oeste, y a parte de amar la novela juvenil y las sagas de ficción también soy una gran consumidora, a la vez que productora, de fanficsUn fanfiction (abreviado usualmente como fanfic) es un relato de ficción, escrito por los fans de una obra literaria o dramática, en el cual aparecen los personajes, contextos y situaciones representados en la historia original. Fangirl introduce el fanfic como un elemento más de la novela, puesto que nuestra protagonista, Cath, escribe fanfics sobre una historia secundaria, la saga de aventuras mágicas de Simon Snow (novela que posteriormente publicaría la misma autora).

Partiendo de la típica historia de chica conoce chico, la autora nos presenta a la protagonista en su primer año de universidad que será a la vez el primer año de su vida separada de su hermana gemela, lo que le brinda la oportunidad de descubrirse a ella misma sin la necesidad de mirarse en el espejo que es su hermana. De ahí que Cath no sepa cómo reaccionar cuando Levi comienza a prestarle más atención a ella que a su alrededor, ya que está acostumbrada a invertir demasiado tiempo entre libros e historias, y muy poco rodeada de amigos. 

Un aspecto curioso de esta novela es su organización, al principio de cada capítulo encontramos un fragmento del fanfic que la protagonista escribe sobre la historia secundaria de Simon, puesto que este comienza a convertirse en una parte esencial de la novela. El carácter desenvuelto con el que está escrito resulta una manera increíble de aprender y practicar los temidos phrasal verbs ingleses, por lo que recomiendo leerlo en el idioma original, aunque pueda parecer un reto para principiantes. Más allá del léxico, la manera en la que Rowell escoge a sus personajes y refleja sus sentimientos es lo que más llama la atención de la obra, indagando en temas más profundos sin que el lector realmente se percate de ello.


Es una historia recomendable para todos aquellos que quieren rememorar el amor adolescente, lleno de inocencia e inexperiencia y de preguntas como "por qué le gusto precisamente yo cuando obviamente no soy tan buena como las demás". Además, es una gran oportunidad de leer algo que te hará esbozar una sonrisa tonta en más de una ocasión, y tan sencillo que sin darte cuenta lo habrás devorado y quedarás expectante exigiendo un poco más. Una buena forma de adentrarse, o de sumergirse aún más en la literatura juvenil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario